La Trinidad. De convento a museo. Simposio Escuela del Prado, 2-3 de diciembre 2019

El proceso de desamortización de bienes eclesiásticos que se inició en 1835 dio lugar al cambio de manos más intenso y rápido que ha experimentado el Patrimonio Histórico español, y está en el origen del primer gran movimiento de creación de museos públicos en España. En ese contexto se inscribe la apertura, en 1838, del Museo Nacional de la Trinidad, que se estableció en Madrid en el convento trinitario, y se nutría de fondos fundamentalmente pictóricos procedentes de instituciones religiosas desamortizadas ubicadas en la ciudad y en las provincias limítrofes. Durante sus más de dos décadas de vida, fue la alternativa «nacional» al Museo del Prado, que era de titularidad real. La Revolución de 1868 condujo a la fusión de ambas instituciones.

Coincidiendo con el segundo centenario de la fundación del Prado, se organizan estas jornadas, que afectan a un tema central dentro de la historia de la institución, pues ha condicionado estrechamente su devenir durante el último siglo y medio. En ellas se quiere hacer hincapié en varios aspectos distintos e interdependientes: la historia y el contenido patrimonial del convento de la Trinidad; el funcionamiento del museo mientras llevó una vida independiente; y las consecuencias que ha tenido para el Prado la incorporación de sus cerca de millar y medio de cuadros y de su colección de dibujos.

Más información aquí.