Floridablanca. La sombra del Rey

[exposición] 29 enero/28 abril 2019, Palacio Almudí, Sala Verónicas, Murcia

Vol. 1: Estudio / por Francisco Javier Guillamón (director del proyecto)

Vol. 2: Catálogo / por Isidro G. Bango Torviso e Ismael Gutiérrez Pastor (comisarios de la exposición)

Murcia, Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Instituto de las Industrias Culturales y las Artes, 2019

Páginas: 634

ISBN: 978-84-15556-61-9

José Moñino Redondo (Murcia, 1728–Sevilla, 1808), conde de Floridablanca, fue un hombre hecho a sí mismo y un hombre de su tiempo. Jurista, diplomático y político, sirvió fielmente al rey Carlos III en una época de cambios, de luces y de sombras que han enturbiado su imagen de político sutil y de hombre de acción, siempre como fiel intérprete del ideario político de Carlos III. Después de una larga estancia en Roma, desplegando la política anti-jesuítica de la corte de España, entre 1777 y 1792 desempeñó el cargo de secretario de Estado. Fue destituido por Carlos IV, encausado, encarcelado, deportado y revindicado por la Junta Suprema Central en el difícil trance de la Guerra de Independencia de 1808. A los ochenta años volvió a la primera línea de gobierno. Murió en Sevilla y en sus honras fúnebres se le rindieron honores regente de España en ausencia de la familia real.

El volumen I (119 páginas) recoge el estudio biográfico del personaje, un texto muy cuidado del profesor Javier Guillamón Álvarez, catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Murcia. El volumen II (631 páginas) es el cuerpo de la exposición ideada por el catedrático Isidro G. Bango Torviso y el profesor titular Ismael Gutiérrez Pastor, del Departamento de Historia del Arte de la Universidad Autónoma de Madrid, como recreación del imaginario que ilustra la obra de Floridablanca. Reúne trescientas setenta y dos piezas, ordenadas en quince secciones que tratan desde la política exterior de España hasta la moda, desde el conocimiento del territorio y de la población hasta la industria, el comercio, la educación o la ciencia, dejando siempre que las obras expuestas hablen por sí mismas.

Propósito inicial de la exposición fue la aportación de obras nuevas, desconocidas o poco expuestas. También la pedagogía.  Una holografía permitió recrear el megaterio del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. A través de recursos audiovisuales e informáticos se recreó la decoración del despacho Floridablanca en el palacio de los Secretarios de Estado de Madrid; la ceremonia de jura del príncipe de Asturias Fernando de Borbón pintada por Luis Paret (Museo del Prado); o el salón de Carlos III del palacio de la Aduana de Barcelona, decorado con un extenso programa iconográfico, que refleja con exactitud la política de Carlos III y del conde de Floridablanca.

Más información: Folleto Exposición Floridablanca